Querida hijita:

Queremos con papi expresarte  nuestros deseos de FELICIDAD para estos momentos en que unes tu vida junto a Hernàn. Pero quizàs  serìa bueno recordar algunos pasajes de tu vida. Siempre fuiste muy buenita y dormilona, por eso quizàs abusamos de esa generosidad y te dejábamos 3 horas solita en el departamento hasta que llegaba yo del trabajo. Tambièn eras buena alumna, muy responsable y cumplidora.

Bueno...tan perfecta no fuiste, si bien tenias tus buenas cualidades, algun defectito habìa por allì....por ejemplo “pelear con tu hermana”...o “delicada en la comida”, o algún berrinche. Pero  igualmente siempre nos diste satisfacciones.

Deseamos que al iniciar este hogar lo puedan hacer en compañía siempre de nuestro mejor amigo Cristo Jesús.

Los queremos mucho y les deseamos siempre lo mejor.

Un cariño grande

Papi y Mami